Ciudadanos del Hospitalet de l'Infant hacen un inventario de los restos de la Guerra Civil

Tierra de cañones

Libro sobre los restos de la Guerra Civil

El puerto de Balaguer, la cordillera que separa el Campo de Tarragona de las Tierras del Ebro, ha visto históricamente todo tipo de guerras desde la época romana por su posición estratégica: la Guerra de los Segadores, la Guerra de 1714, la Guerra del Francés, la Guerra Civil.

El Ayuntamiento de Vandellòs y de l'Hospitalet de l'Infant acaba de publicar ahora "Inventario de los restos arqueológicos e históricos de la plana|llanura del cuello de Balaguer" con todos los yacimientos, castillos, fortificaciones, trincheras y bunkeres, sobre todo de la Guerra Civil, de los volantes.

La obra ha sido escrita por un empresario de la construcción, Alfons Tejero Farnós (1964), que se dedica también a la historia local, junto con una serie de colaboradores. El autor ya había publicado la 2006 "recopilación de las casas antiguas de l'Hospitalet de l'Infant".

El libro, con fotos de todos los restos, hace una descripción de su estado de conservación, la manera de acceder e incluso las coordenadas de GPS. Durante la Guerra Civil, construyó también baterías de costa, nidos de ametralladoras, polvorines y refugios para evitar un desembarque.

L'Hospitalet de l'Infant acogió incluso un campo de concentración del bando republicano donde fueron a parar muchos militares del bando franquista después de la batalla de Terol. La misma villa tiene su origen en el hospital ordenado construir por l'Infant Pere (1346), que imitó a su madre, Blanca de Anjou, que 40 años antes había fundado otro en el Perelló.

Los treinta kilómetros entre el Perelló y l'Hospitalet de l'Infant -el nombrado desierto de Alfama- eran de los más inhóspitos de toda Cataluña con incursiones frecuentes durante siglos de los bandoleros y los piratas.

1 Comentarios

Publicidad
#1 TONI, BARCELONA, 03/07/2008 - 20:01

Como debe ser, sin calificativos de unos u otros, pues los buenos y los malos cayeron en los dos bandos. Los unos se decian NACIONALES y provocaron la ruina de la NACIÓN, los otros se decía republicanos, y la tricionaron desde el inicio, pues eran revolu