Tarragonès · 6 de Junio de 2014. 11:21h.

Situación límite en Salou

CiU y PPC gobiernan juntos pese a haber dado por roto el pacto de gobierno el pasado mes de abril

Situación límite en Salou

Pere Granados y Mario García

El gobierno municipal de Salou (Tarragona) se encuentra en situación límite desde hace más de un mes, debido al total enfrentamiento entre los dos principales socios de gobierno, CiU y el PP. En el pleno municipal de finales de abril, el alcalde de la ciudad, el convergente Pere Granados, dio por roto el pacto de gobierno, escenificando por primera vez de manera pública el distanciamiento. Un mes después, todo sigue igual.

A pesar de las acusaciones mutuas que Granados y el líder del PP, Mario García, se tiraron al pleno, ninguno de los dos partidos ha movido pieza, y siguen actuando como si nada hubiera pasado. Desde entonces se han celebrado juntas de gobierno y reuniones, en las que se han mantenido las apariencias. Tampoco se han hecho nuevas declaraciones a los medios. Ni CiU tiene intención de expulsar a los tres concejales del PP ni éstos quieren dejar el gobierno, de momento.

Y eso que el pleno dejó una tensa disputa entre los dos socios de gobierno, debido a la polémica provocada por el traspaso de un chiringuito de playa al cuñado de una concejal del ayuntamiento. Aunque inicialmente todo el gobierno había aprobado este traspaso en una junta de gobierno, posteriormente Mario García afirmó que estaba en contra de la resolución, aunque había votado a favor.

Desde CiU cargaron contra García tildándolo de "mentiroso" e invitaron al PP a abandonar el gobierno, lo que éstos se niegan a hacer. Esta situación de incertidumbre se podría alargar hasta finales de junio. El pacto entre los dos partidos especifica que el PP tiene que coger la alcaldía en el último año de gobierno y el relevo debería producirse el 25 de junio.

En la situación actual, no parece que este relevo se vaya a producir, e incluso hay dudas de que el alcalde ponga a la orden del día el punto del traspaso de poderes. Si esto es así, el PP podría impulsar una moción de censura, aunque difícilmente alcanzaría los votos necesarios. Hace unas semanas dejó el partido una de sus concejalas, María de los Reyes Pino, que ahora es concejala no adscrita, por discrepancias con García.

2 Comentarios

#2 Pere, TGN, 09/06/2014 - 10:59

Sembla mentida la paperinada d'aquests dos fent veure que no es traguen per no espantar les seves bases... i després no hi ha qui els aparti de les cadires.

#1 pep, manresa, 06/06/2014 - 11:46

Després diuen que el PPciu no existeix... començant pels negoCiUs dels xiringuitos de les platges de Salou, pasant per les expropiaCiUns dels terrenys de PortAventura i BcnWorld, i acabant (de moment) amb els 6 milions de parats de la Reforma Laboral.