Maresme · 31 de Julio de 2013. 10:45h.

Marihuana en el Maresme

Los Mossos intervienen más de 800 plantas de marihuana en dos domicilios en esta comarca y en el Vallès Oriental

Marihuana en el Maresme

Marihuna incautada

Agentes de los Mossos de diversos servicios de la Región Policial Metropolitana Norte detuvieron el pasado 15 de julio, un vecino de Sant Cebrià de Vallalta, de 38 años y de nacionalidad española, como presunto autor de un delito contra la salud pública.
 
Los hechos se remontan al pasado 15 de julio durante un control policial que se montó en el peaje de la C-31, dentro del término municipal de Arenys de Munt.
 
Los agentes detectaron un vehículo que transportaba varias cajas de cartón con 146 plantas de marihuana. Ante este hallazgo, se detuvo al conductor y único ocupante del vehículo.
 
Posteriormente y como continuación de la investigación, se realizó una entrada y registro en el domicilio del detenido donde se encontraron 468 plantas de marihuana de diferentes tamaños, 3,5 Kg. de cogollos y 146 esquejes. En el domicilio también se encontraron diferentes utensilios relacionados con el cultivo intensivo de este tipo de plantas: secadores, aparatos de aire acondicionados, filtros, fluorescentes, humidificadores y ventiladores.
 
Tanto las plantas como los diferentes utensilios para el cultivo se encontraban repartidas por el domicilio, en casetas de obra y prefabricadas construidas expresamente para el cultivo. Además, el detenido había habilitado el sótano de la vivienda y el propio jardín de la finca para destinarlo al cultivo de marihuana.
 
El detenido pasó a disposición judicial el pasado 18 de julio ante el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Arenys de Mar que decretó su libertad provisional con cargos.
 
Por otra parte, agentes de la Policía de la Generalitat - Mossos de la comisaría de Granollers detuvieron a un hombre, de 34 años de edad, vecino de Barcelona y de nacionalidad española, como presunto autor de un delito contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico.
 
Los hechos tuvieron lugar el pasado 22 de julio, cuando agentes de seguridad ciudadana fueron requeridos para ir a un incendio de una vivienda en la localidad de Bigues i Riells.
             
El fuego se había iniciado en el exterior de la vivienda, donde había un aparato de aire acondicionado junto a unos troncos de madera. Los bomberos informaron que no había ninguna persona en el interior de la vivienda y que en la habitación de al lado del garaje había una zona de cultivo de marihuana, acondicionado como invernadero con ventiladores, luces y aire acondicionado.
 
Al acceder al interior se encontraron una extensa plantación de marihuana donde había ventiladores, lámparas halógenas, aparatos de aire acondicionado así como una gran cantidad de plantas de marihuana de una altura de entre 15-25 cm.
 
Los bomberos cortaron la corriente eléctrica del contador, y sin embargo en el interior de la zona donde estaba el cultivo continuaban funcionando los ventiladores, el aire acondicionado y la iluminación. Este hecho puso al descubierto una conexión fraudulenta al alumbrado.
 
A continuación, se realizaron gestiones con Policía Local de Bigues i Riells para localizar el propietario del domicilio, que tenía alquilado la vivienda a un hombre. Durante la tarde del mismo día del incendio se localizó y detuvo al inquilino, un hombre de 34 años, nacionalidad española y con vecindad en Barcelona.
 
Posteriormente, se realizó una entrada y registro donde se intervinieron 371 plantas de marihuana, una agenda con anotaciones manuscritas, balanzas de precisión, cajas de madera con numerosos cogollos de marihuana.
 
El total de estos cogollos tendrían un precio en el mercado ilícito de más de 17.000 euros.
 
El detenido pasó a disposición judicial ante el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Granollers el pasado 24 de julio, el cual decretó libertad con cargos.

0 Comentarios