Montsià · 21 de Febrero de 2013. 12:25h.

La vergüenza de Alcanar

El caso de las licencias irregulares afecta a partidos de todos los colores

La vergüenza de Alcanar

Urbanización Serramar

Pasaba entre 1997 y mediados de 2003 con el gobierno de Acuerdo por Alcanar (apAL), CiU, PP e Independientes por las Casas, y de medios a finales de 2003 con el gobierno de PSC. El ayuntamiento de Alcanar (Montsià) tenía como práctica habitual dar licencias urbanísticas irregulares, que muchas veces superaban la densidad y la edificabilidad permitida por el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) del mismo municipio.

A pesar del cambio de gobierno y el paso de diferentes partidos por la alcaldía, el informe del perito encargado por el juzgado deja claro que la mala práctica no entendía de colores políticos. En total se otorgaron más de 80 licencias en los barrios de Serramar, Montsià Mar, la Unión, Garbí o la Paz de las cuales cerca de 50 eran irregulares. La mayoría superaban la densidad de edificación permitida, ya que eran bloques plurifamiliares de apartamentos, cuando sólo podían ser viviendas unifamiliares.

Así, en estas urbanizaciones se terminaron construyendo 614 viviendas, cuando el límite estaba fijado en poco más de 170. El ex alcalde del PSC Ricard Bort ha excusado diciendo que él se limitó a aprobar los informes favorables que le presentaban los técnicos y el arquitecto. El anterior alcalde, Juan Bautista, murió en 2011.

De momento la peor parte se la llevan los vecinos residentes en alguno de los 32 viviendas de la urbanización Serramar que la jueza ha ordenado derribar. Los vecinos han pedido al ayuntamiento que los indemnicen si este derribo se hace efectivo. El alcalde actual, Alfonso Montserrat, de Esquerra Republicana (uno de los partidos que no gobernaba cuando se cometieron las irregularidades), explicó que están "estudiando las vías legales para ajustar a la legalidad la promoción".

2 Comentarios

#3 AD, Alcanar, 21/02/2013 - 21:18

La planificació urbana va ser aprovada en època d'un regidor d'urbanisme d'ERC. Ben bé la devien conèixer i notar que no s'estaven fent bé les coses.
I l'oposició de l'època (ERC, ICV, ...) no deia res ni s'adonava de res?
I la no-informació al veïnat per part dels governs d'ERC?
Sí, vergonya tot

#1 Benet, Barcelona, 21/02/2013 - 16:23

De tots colors no. A la mateixa notícia llegeixo que ERC no hi ha tingut res a veure, tot i que s'haurà de menjar el "marrón" dels altres com ja és habitual.