Garraf · 14 de Mayo de 2012. 17:04h.

La fachada marítima de la discordia

SOS Sitges denuncia la remodelación de los museos Maricel y Cau Ferrat

La fachada marítima de la discordia

Una imagen del estado actual de las obras

La plataforma SOS Sitges y el Consorcio del Patrimonio, presidido por el presidente de la Diputación, Salvador Esteve, y el alcalde de Sitges, Miquel Forns, están enfrentados por la reforma de los museos Maricel y Cau Ferrat, que modificarán parte de la fachada marítima de la villa.

La asociación presentó un contencioso-administrativo que había planteado tras la paralización de la construcción de una fachada transparente y de la pasarela que debía unir los dos museos y la casa Rocamora, edificio que había sido propiedad del pintor Ramon Casas.

El proyecto pretendía construir un paso exterior que rompía la linealidad y una elevación de 35 centímetros para la climatización del Cau Ferrat. También se perdían algunas ventanas. Con la retirada de la rampa y el freno a la elevación del suelo, al menos se ha detenido la vía judicial.

Pero desde la entidad vecinal han denunciado la pérdida de la casa Rocamora de la que ahora sólo se conserva la fachada exterior. En este sentido, SOS Sitges también ha denunciado que se ha perdido parte de la cerámica original que se conservaba en el Cau Ferrat, la casa de Santiago Rusiñol.

El proyecto de reforma de todo el conjunto, que se inició hace cuatro años con el antiguo equipo de gobierno municipal, tiene un coste de unos 9 millones de euros. El museo del Cau Ferrat se podría abrir a finales de este año, mientras que el de Maricel lo podría hacer en el verano de 2013.

Ver 'el dedo en el ojo': La 'chapuza' de Sitges

2 Comentarios

#1 pilos, girona, 14/05/2012 - 22:27

quina merda es allucinant com trillan el patrimoni

#1.1 alroes, Barcleona, 15/05/2012 - 08:54

bé, ara amb la nova reforma no només el trillaran sinó que se'l vendràn a preu de saldo als amiguets. És el que tenen els neo-cons que els fa noça tot lo públic