Baix Camp · 10 de Enero de 2013. 11:55h.

El ayuntamiento de Cambrils despide a 14 trabajadores para cuadrar las cuentas

El consistorio se ahorra 356.000 euros en gastos de personal con esta medida

El ayuntamiento de Cambrils despide a 14 trabajadores para cuadrar las cuentas

La alcaldesa de Cambrils, Mercè Dalmau, en una foto de archivo

El equipo de gobierno del ayuntamiento de Cambrils, conformado por Convergència i Unió (CiU), el Partido Popular (PP) y la Plataforma Independiente cambrilense, ha anunciado que despedirá a 14 trabajadores interinos para así poder "cuadrar el presupuesto municipal para el 2013 ". La medida se hará efectiva en los próximos días.

Rescindiendo el contrato a estos 14 trabajadores que prestaban servicio en diferentes departamentos, el ayuntamiento asegura que reducirá el gasto en el apartado de personal en unos 356.000 euros anuales. Los afectados ya han recibido la comunicación por parte del concejal de Hacienda y Personal del consistorio, Ramon Llobet.

Curiosamente, el gobierno cambrilense ha tomado esta decisión pocas horas después de que se supiera que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) condenaba al consistorio a pagar una multa de 400.000 euros por su responsabilidad en un incidente ocurrido en 2005 mientras se estaba tramitando el nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM).

En aquella época, con mandato del tripartito en Cambrils, la empresa Pladepro adquirió un solar municipal en la urbanización Sol Cambrils para construir 47 viviendas. Cuando pidió información sobre el estado de la finca al consistorio, la empresa no recibió ninguna información sobre el hecho de que esta parcela quedaba afectada por el nuevo POUM. Cuando el plan se aprobó, la finca veía reducida su edificabilidad, con el que Pladepro se veía forzada a construir menos viviendas de los previstos.

La empresa lo denunció a la justicia, que ahora ha reconocido la "responsabilidad patrimonial administrativa" del ayuntamiento y le obliga a pagar estos 400.000 euros en los próximos dos meses por "vulnerar los principios de buena fe y confianza" y dar información "inexacta" sobre la parcela. El ayuntamiento estudia pedir un aplazamiento del pago, dada la complicada situación económica que padece, pero de momento ya ha ahorrado una cantidad similar con el despido de estos 14 trabajadores.

0 Comentarios